Cuentos infantiles escritos por Manuela Fernández Cacao


Una juguetería de fábula

 





Aquella tienda había anunciado la llegada de nuevos juguetes y allí estábamos decenas de niños agolpados delante de las repisas.





—¡Los encontré! —grité cuando vi a los soldaditos de plomo, pero su precio era alto y yo no tenía dinero suficiente. De repente se cayó la estantería que los contenía armando un ruido espantoso y todos salimos corriendo asustados.


Ya en la calle escuché que me siseaban, lo hacían desde mi bolsillo, metí la mano y saqué un saldadito que me miraba y me decía:

—Yo te he encontrado a ti.








Texto extraído del libro de microrrelatos. "Exprimiendo historias" de ©Manuela Fernández Cacao. Disponible en Amazon en papel y e-book

Ilustraciones bajadas de la Red libres de copyright






 

20 comentarios:

  1. Me encanta Manuela. Precioso. Besos :D

    ResponderEliminar
  2. Como estas bella? yo bien sin escribir en FB ya que porque no les gustó una foto me han dejado en penitencia por un mes...Me siento como una colegiala
    mil abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya tela. Lo mío es peor, a mí en fb no me dejan enlazar con dama de agua ¿por qué? ni idea, llevo así ya como un año.
      ABrazos.

      Eliminar
  3. Me ha encantado, Manuela. Perfectamente sintetizado, y muy limpio. Muy agradable su lectura.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Manuela. A veces los sueños se hacen realidad..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusto y cuando lo lei en tu novela donde hay muchos más dignos de volver a leerlos. Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  6. Que buena táctica se armaron esos soldados

    ResponderEliminar
  7. Precioso Manuela, vuelves a ser niño y vivir la magia de los sueños.

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  8. Me has traído viejos y bellos, recuerdos, Manuela.
    Escribes sencillo, plano, claro, lindo ...
    Feliz día del Libro

    ResponderEliminar
  9. Este cuento tiene un encanto especial, pues fue el soldadito el que eligió a su dueño.
    Me ha gustado mucho querida amiga.

    ResponderEliminar
  10. ¡Precioso!
    Posees un don para captar la belleza y mostrarla al lector de manera sublime.
    Gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Los juguetes al ser tan sinceros, saben elegir con quienes se quieren quedar. Les pasa como a los niños. Muy bonito, Manuela.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué importa quien elige a quien?. Lo importante es la magia de estar juntos.
    lo tuyo, amiga, no es solo el cuento o el relato, es...la fábula. Porque escribes de idem.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Conciso, bonito, y con un resultado sorprendente y muy original.
    Me ha gustado mucho, amiga Manuela.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Muero de amooor!!! me ha encantado!! Soy fan fan fan de los soldaditos de plomo y de los cascanueces!! Gracias preciosa por hacernos niños otra vez, te adoro!!

    ResponderEliminar
  15. Cuanto tiempo, Manuela. Ya no me queda mucho tiempo para mis lecturas, la rehabilitación ocupa muchas de mis horas diarias, pero me alegra saber que sigues ahí.
    Saludos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  16. Ay mis soldaditos... no eran de plomo, eran de plástico... hacía mucho que no me acordaba de ellos.
    Ay qué pena...

    Besos.

    ResponderEliminar